San Roque. Oracion bigrafia. Oraciones a todos los santos y virgenes.
opra}
az rez orac
 
thyr wedwq ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw
 

San Roque es el abogado contra la peste y enfermedades contagiosas, invoquémoslo para que nos libre de los virus que pueden matar el cuerpo, pero sobre todo que nos libre del virus del pecado que mata el alma.

 
sr

ORACIÓN A SAN ROQUE 

Preciosísimo confesor de Cristo, glorioso San Roque, otro David de la ley de gracia por la mansedumbre y rectitud de corazón; nuevo Tobías en el tiernísimo afecto para con los pobres y por la constancia en ejercer las obras de misericordia; cual otro Job, prodigio estupendo de paciencia y fortaleza en los dolores y trabajos con que el Cielo te probó: ¡Cuánto me alegro que en este mundo orgulloso, sensual y ambicioso, aparezcas Tú tan pobre, humilde y mortificado, distribuyendo a los pobres tu opulentísimo patrimonio, y mendigando el pan hasta Roma en traje de peregrino! Y como si nada fueran ni las llagas y dolores, ni el hambre que te aqueja, ni el abandono en que te ves, hasta no tener a veces más recurso ni amparo que el pan que te envía el cielo por medio de un prodigioso perro; como si nada fuera aún el verte encerrado en un horrible calabozo cinco años enteros por tu mismo tío, que, sin conocerte, te trata de espía; te entregas generoso a los rigores de la más asombrosa penitencia.

 

¡Oh! Cuánto condena esta tu vida penitente, pobre y humilde, el orgullo, la ambición y sensualidad de la mía! ¡Ah! no extraño seas tú visitado con indecibles favores y gracias celestiales, al paso que yo soy castigado por la divina Justicia, con razón irritada por los vicios y pecados míos. Pero aplácala, dulce Patrón y abogado contra la peste. Tú que libraste a Roma, Plasencia y tantas otras ciudades de este azote devastador, libradme también a mí y libra de él a esta tu ciudad que pone en ti toda su confianza. Cúmplase en nosotros la dulce promesa que el Cielo dejó escrita en aquella misteriosa tabla que apareció sobre tu glorioso cadáver: “Los que tocados por la peste, invocaren a mi siervo Roque, se librarán por su intercesión de esta cruel enfermedad.”

(Pídase al Santo la gracia que se desea, y récense luego cinco Padre Nuestros, Ave Marías y Gloria Patri en memoria de los cinco años que estuvo preso.)

 

Breve biografía de San Roque

San Roque nació en 1378 en Montepellier, Francia. Era hijo del gobernador de lugar y a la edad de 20 años quedó huérfano de padre y madre. Durante una epidemia que se desató en Italia, el santo asistió a los enfermos y consiguió curar a muchos tan sólo con hacer sobre ellos la señal de la cruz.
Estando en Piacenza, Italia, trabajando en uno de los hospitales, el santo contrajo la mortal enfermedad. Como no quiso ser una carga para ningún hospital, decidió trasladarse a las afueras de la ciudad, instalándose en una cueva. Allí un perro lo alimentó milagrosamente, y el amo del animal acabó por descubrir a San Roque brindándole cuidados y atención.
Al mejorarse Roque volvió a la ciudad donde curó milagrosamente a muchas personas y numerosas cabezas de ganado. San Roque fue arrestado, probablemente porque fue confundido erróneamente por un espía, permaneciendo en la cárcel por cinco años donde finalmente falleció.
La popularidad y rápida extensión del culto a San Roque fue verdaderamente extraordinaria. En su tumba se obraron muchos milagros, y son miles los que lo han invocado contra la peste.

 

 
cord
 
sus

 

contador de visitas web
 

 
RADIO EN VIVO VISÍTANOS CONOCE EL SANTUARIO CONÓCENOS RADIO EN VIVO
libre sarm difuntafilm dlc amo

 

rosario

 

az rez orac
 
thyr as ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw

 

face

youtv

mailcorreo/mail