San Jorge oracion. Oraciones a todos los santos y virgenes.
opra}
az rez orac
 
thyr wedwq ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw
 
cord
 
sanjorge

ORACIÓN A SAN JORGE

San Jorge guerrero valeroso,
que defendiste a la princesa de la Capadocia,
al abatir con tu lanza al feroz dragón,
te solicito humildemente
que vengas en mi auxilio
y me protejas de las acechanzas del demonio,
los peligros, las dificultades, las aflicciones.

Cobíjame bajo tu manto, poderoso santo,
escóndeme de mis enemigos,
de mis perseguidores, de las envidias,
magias, hechizos y maleficios.

Protegido con tu manto,
caminare a través de los mares y la tierra,
noche y día, mes a mes, año tras año,
y mis enemigos no me verán,
no me oirán, no me seguirán.

Bajo tu protección no caeré,
no me perderé, no sangraré.

Igual que Nuestro Dios; Salvador
estuvo nueve meses protegido
en el vientre de la Virgen María,
así yo estaré protegido bajo tu manto,
teniéndote delante de mí,
armado con tu lanza y tú escudo.

Amén.

 

Se conocen muy pocos datos de San Jorge, y casi toda la información esta basada en leyendas que han pasado de generación en generacion a lo largo de los siglos. Los historiadores coinciden en que fue un soldado romano, nacido en el siglo III en Capadocia, Turquía, y que falleció a principios del IV, probablemente en la ciudad de Lydda, actual Israel. Sus padres, según la tradición, eran labradores y tenían mucho dinero. Otras version de la historia de San Jorge, nos relata que su padre fue militar y que por eso su hijo siguió su camino.
La leyenda más difundida de San Jorge es sin duda la del dragón, en la cual el santo como un soldado o caballero que lucha contra un ser el dragón que vivía en un lago y que tenía atemorizados a los pobladores de Libia. Para que el dragón no bajara hacia la ciudad fue necesario diariamente llevarle dos ovejas o corderos, claro, los pastores terminaron quedándose si rebaño y decidieron que se le entregara cada día una persona viva. Un día, le toco a la hija del rey, pero, cuando el monstruo iba a comérsela, San Jorge la salvó.

Sin embargo, su hazaña no sirvió de mucho, ya que Jorge confesó su fe cristiana. Esto, en época romana, era castigado. San Jorge murió torturado y decapitado por orden del gobernador Daciano. Supuestamente el 23 de abril de 303.
En Aragón, España  se le venera porque el santo apareció en 1096 para ayudar a las huestes cristianas a recuperar Huesca. Gracias a su intervención sobre un caballo en la Batalla del Alcoraz, la ciudad fue recuperada.

 

sus

 

contador de visitas web
 

 
RADIO EN VIVO VISÍTANOS CONOCE EL SANTUARIO CONÓCENOS RADIO EN VIVO
libre sarm difuntafilm dlc amo

 

rosario

 

az rez orac
 
thyr as ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw

 

face

youtv

mailcorreo/mail