Proceso de beatificacion. Oraciones. Oraciones catolicas. rezos plegarias. Oraciones a todos los santos y virgenes
az rez orac
 
thyr fdgr ujhdg
 
jbh trre dw
 
gh

 

Beatificación es la acción de beatificar. La beatificación es un procedimiento eclesiástico a través del cual la figura Papal manifiesta o expone que una persona ya difunta disfruta de la gloria del cielo y es digno de todo tipo de cultos gracias a las virtudes que este tenía. Esta es una declaración realizada por el Papa considerando que un siervo de Dios mantuvo una vida de santidad y que ha cumplido con las virtudes cristianas.
Un beato es un difunto que mediante el proceso de beatificación es nombrado por el Papa. El término beato deriva del latín (beatus) y significa feliz o bienaventurado. La consideración de beato constituye el tercer paso en el camino de la canonización. El primero es Siervo de Dios, el segundo venerable, el tercero beato y el cuarto santo.
El Obispo diocesano y el Postulador de la Causa piden iniciar el proceso de canonización a la Santa Sede con un informe sobre la vida y las virtudes de la persona.

 

El obispo y el postulador de la zona, provincia o lugar donde nació, vivió o murió el candidato presenta a la Santa Sede un informe, que consiste en una biografía completa y las evidencias de milagro/s atribuido/s al mismo. El caso es evaluado por un grupo de expertos católicos y no católicos y teólogos y, si es aprobado, el candidato es declarado beato.
Antes, por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, la Santa Sede examina el informe y se dicta el Decreto entendiendo que nada impide iniciar la Causa emitiendo el  decreto "Nihil obstat".
Nihil obstat​ es una frase en latín que significa "nada obstaculiza" o "nada se interpone en el camino" es decir es la aprobación de la santa sede para comenzar el proceso canónico.
El proceso de beatificación declara que un difunto ha vivido una vida de santidad, y ha realizado uno o varios milagros.
Para la beatificación de un mártir es suficiente la declaración oficial de su martirio por parte de la Iglesia, por ello no se requiere ni el proceso de virtudes heroicas ni tampoco el milagro, que, en cambio, se exige para la canonización.
Es decir que la persona que se intenta canonizar ya es siervo de Dios y se comienza un largo proceso que finalizará, tal vez, convirtiéndola en santo.
El Vaticano es el encargado de estudiar y analizar cada uno de los milagros, virtudes heroicas y martirios, para que así el Sumo Pontífice declare beata a esa persona. La beatificación es el permiso para rendirle cierto tributo o culto público a una persona.

 

El proceso de beatificación solo puede brindárseles a aquellas personas que hayan muerto con una fama de santidad, que sea constante, que existan pruebas y que esto sea divulgado en distintos lugares y territorios. La beatificación puede otorgarse por dos vías, que puede ser por gozar de ciertas virtudes cristianas heroicas, o de martirio, es decir que sufrió por su fe.
Ejemplos de beatos:
Monseñor Enrique Angelelli
Ceferino Namuncurá

 

videos

 

Haz click sobre la imagen o nombre del santo/a para leer las oraciones correspondientes.

Santo Padre Pío

Ntra. Sra. de Andacollo

Faustina kowalska

N.S. del Rosario S. Nicolás

San Pantaleón

San José

San Antonio de Padua

San Benito

Santa Lucía

San Expedito

Virgen desatanudos

Medalla Milagrosa

Cura Brochero

San Francisco de Asís

Santa Clara de Asís

Santa Teresa de Ávila

SantoTomás de Aquino

Sto. Domingo de Guzmán

Santa Gertrudis

Santa Ana

Santa Bárbara

San Martín de Porres

Santa Rosa

Santa Rita

San Ramón

San Blas

San Sebastián mártir

San Judas Tadeo

 

 
sus

 

az rez orac
 
thyr fdgr ujhdg
 
jbh trre dw

 

rosario

 

viacrucis
 
cord
 
RADIO EN VIVO VISÍTANOS CONOCE EL SANTUARIO CONÓCENOS RADIO EN VIVO
libre sarm difuntafilm dlc amo

 

face youtv

mailcorreo/mail

contador de visitas
Contador de visitas
diseño tienda virtual